Porque si algo tiene que pasar, va a pasar

jueves, 24 de julio de 2014

Fuente


Pero la fuerza del destino
nos hizo repetir
dos cines y un par de conciertos
y empezamos a salir.

La Fuerza del Destino - Mecano -

Si, este post empieza con la estrofa de una famosa canción de Mecano y si, también me he copiado descaradamente de Sara Carbonero y de como comienza sus post en su blog para Elle - con la estrofa de una canción - y si, os reconozco que mi impresión sobre ella ha cambiado a mejor gracias a todo lo que refleja y cuenta en él. Para más inri en su último post dedica unas palabras al destino, un tema sobre el que tenía pensado escribir hace tiempo y en el que unos creen que ya nos viene dado nada más nacer y otros pensamos que se va "gestando" a medida que pasa el tiempo como consecuencia de nuestras propias decisiones eso sí, aderezado con una pizca de buena suerte - o mala, pero esta no la queremos por aquí que no nos cae bien - . 

Pero ¿y aquellas cosas que no podemos controlar y que suceden en nuestro día a día? ¿Esa Ley de Murphy que aparece cuando menos se la necesita y se la espera? ¿Es mala suerte o es el destino? ¿Por qué hay personas que son inmunes a ella? ¿Están predestinados a tener una vida más fácil que la tuya? Ejemplos al respecto hay muchos y aquí vienen unos cuantos que he seleccionado de este particular ranking

Después de años sin usar algo decides tirarlo y, en menos de una semana, poder necesitarlo: Esto pasa mucho con la moda, decides tirar esos zapatos blancos que te parecen un auténtico horror y que no sabes en que estarías pensando cuando los compraste y llegan Elle, Vogue, Karl Lagerfeld y Anne Wintour y deciden que lo más in  del invierno van a ser los zapatos blancos. Si, esos tan "bonitos" que acabas de tirar.

Fuente
La probabilidad de mancharte comiendo es directamente proporcional a la necesidad que tengas de estar limpio: Estar comiendo callos a la madrileña y que en un despiste se caiga la mayor parte de la salsa en tus pantalones blancos impolutos. Verídico porque la protagonista de esa escena fui yo y tengo a toda mi oficina de testigo.

Abrir siempre la caja de los medicamentos por el lado del prospecto: No sé como me lo monto pero siempre me pasa, un complot en toda regla de los laboratorios farmacéuticos hacia mi persona y que juro vengar en algún momento de mi vida, ya veré como.

Lavar el coche y empezar a llover: Siempre he pensado que este tipo de acciones deberían estar subvencionadas, al fin y al cabo, que llueva es una buena noticia - excepto si vives en Galicia y estás hasta el moño de mojarte - y complementamente necesario para nuestra subsistencia así que si llueve, que nos devuelvan la pasta del lavado.

Encender un cigarro y que llegue el autobús: En mi época de fumadora sin carnet de conducir - viviendo al límite - me pasaba muy a menudo. Llegas a la parada, esperas veinte minutos a ver si el autobús se decide a venir y, justo cuando decides que es un buen momento para fumar, llega el susodicho y te jode el cigarro - y esto también es una buena noticia, lo que no fumes no te hará daño -.

Fuente
Estar en la ducha y que suene el teléfono o el timbre: y aquí hay dos opciones,  salir de la ducha corriendo jugándote la vida de la manera más absurda a cuenta de pegarte una buena hostia o quedarte tranquilamente en ella y ponerte a cantar y cantar en la ducha mola mucho, hazme caso.

Cambiarte de cola en el supermercado y que la que dejes vaya de repente más rápido: Deberían darme un premio porque esta es una de mis especialidades. En una caja ves tres carros cargados hasta arriba y en la otra cinco cestas en las que calculas no habrá más de ocho ó diez artículos en cada una. Esta claro - piensas -, la de las cestas va a ir más rápido, seguro, así que allí que te colocas. Al de la primera cesta no le funcionará la banda de la tarjeta de crédito, a la de la segunda no le marcará el precio de algún artículo y tendrán que llamar a la chica de los patines para que se recorra media tienda en busca del precio perdido, el de la tercera intentará darle todo el dinero justo a la cajera aunque eso signifique volcar el monedero entero encima de la cinta y ponerse a contar monedas de uno y dos céntimos y la de la cuarta cesta dejará en el último momento la caja porque se le han olvidado los huevos y tú, con cara de "que me estáis contando" viendo como han pasado cinco carros por la otra cinta.

Eso sí, después de todo esto lo mejor es poner una gran sonrisa a la vida porque si no nos pasaran todas estas cosas, sería un completo aburrimiento y porque si algo tiene que pasar, va a pasar.

¿Verdad que sí?


Para más información puedes consultar mi  o contactar conmigo en theblancheblog@gmail.com

11 comentarios:

  1. jajaja toooooodo (menos lo del cigarro) me ha pasado ;)

    Aunque lo que más, de lejos, lavar coche o ventanas y que llueva... y eso que aquí llueve poco :)

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja, y lo de estar con el coche en un carril, cambiarte porque otro va más rápido y que se pare?, ponerte zapatos de ante y que llueva?, murphy es muy listo sí señor.... Y el caos ya ni te cuento!
    Mil besos Blanca, genial post.

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno!!! Estoy totalmente de acuerdo... Y acabo de sufrir lo de la cola del súper al ir a comprar el pan!!! ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Jajaja la Ley de Murphy nunca falla. A mí lo del prospecto me pasa siempre, y lo de la ducha, mira, yo paso de jugarme la vida por una llamada de un teleoperador ;)

    ResponderEliminar
  5. pero y ..... ¿por qué será?

    yo de hecho, que no fumo apenas, me encendía los cigarros para que llegase antes el bus .

    bs

    sara

    ResponderEliminar
  6. En casa lo que siempre pasa, es que si se tiene que acabar la bombona... me pasa a mí, siempre! (eso ya se va a acabar, pq lo voy a pner todo eléctrico! aunq bueno, ahora seguro q la reserva de agua caliente... desaparece para mí!!! jajaja)
    Lo de q algo no funcione hasta q se va a arreglar, me pasa mucho. Pero de otra forma. Estoy en casa y a lo mejor no se ve la tele, o no se abre una página del ordenador... y cd aparece Miguel, Magia! Todo va como la seda! jajaja
    La vdd es q nunca he entrado en el blog de la Carbonero, q le voy a hacer, no me cae NADA bien, pero si soy sincera, no eres la única q dice q le ha sorprendido para bien.

    XOXO
    Lady Wolff
    http://www.ladywolff.com/

    ResponderEliminar
  7. Que post divertido a cuantos nos han pasado estas cosas!! =)

    ResponderEliminar
  8. Uuuf... no se si podria darle una oportunidad a la Carbonero... Murphy es mi mortal enemigo, lo del coche es que es tremendo.... es limpiarlo y cagarse una gaviota... me plancho una camisa y sin querer me siento encima... en fin...
    Un gran post Blanca, como siempre.

    Un beso

    Miss Claire

    ResponderEliminar
  9. Jajajajajaj que ciertoooo, a mi me ha pasado de todo menos lo del cigarro ya que no fumo.
    Y si, si algo tiene que pasar, pasará!

    PD: Adoro Mecano !! ;)

    ResponderEliminar
  10. Jajaja buenísimo el post. Lo de los medicamentos me pasa siempre!! Y lo del aparato que justo funciona para dejarte mal es muy típico xD
    Besitos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por vuestros comentarios!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...