"Leches" Vegetales. Beneficios y ¿Cómo Hacerlas?

jueves, 19 de febrero de 2015

 ¿Cómo hacer leche vegetal?
¿Cómo hacer leche vegetal?

Después del post en el que hablaba sobre el consumo de lácteos de origen animal me gané unos cuantos anónimos que me "tiraban de las orejas" por poner en entredicho las "bondades" de uno de los alimentos más consumidos del mundo y considerado como uno de los más nutritivos y completos para el ser humano. A día de hoy cuando saco a relucir este tema sigo despertando opiniones diversas y he de reconocer que el 90 % de aquellos a los que les digo que desde que no tomo lácteos de origen animal mi calidad de vida y mi salud han mejorado muchísimo, me miran con cara de no creérselo demasiado. Opiniones hay para todos los gustos y cada uno puede hacer lo que crea conveniente y apropiado y aquí en el blog expongo la mía que para eso la tengo. Dicho esto, en este post voy a contaros las alternativas vegetales a la leche de origen animal, sus beneficios y como podéis hacerlas en vuestra propia casa. Las leches vegetales comerciales contienen muchísimo azúcar y aditivos químicos que es precisamente lo que queremos evitar dejando de consumir leche o lácteos de origen animal.

Leche de Coco

Contiene magnesio, calcio, potasio, fibra, vitaminas C y E y hierro. Está indicada en casos de hipertensión, anemia, gastritis e inflamación de las articulaciones, ayuda a reforzar nuestro sistema inmunológico, mejora la calidad de la piel y ayuda a controlar el peso.

Leche de Soja

Es una bebida muy digestiva ya que no necesita de enzimas para ser digerida por el organismo. Gracias a su contenido en isoflavonas (estrógenos naturales) disminuye el colesterol y ayuda a paliar las molestias del síndrome premenstrual. Contiene calcio, potasio y magnesio. A la hora de consumir leche de soja es importante que sea ecológica y no transgénica, leed con atención las etiquetas.

Leche de Almendras

Su alto contenido en calcio y fósforo la convierten en la bebida perfecta para niños en fase de crecimiento, mujeres embarazadas y personas que padecen de osteoporosis. La fibra que contiene protege las paredes del intestino y ayuda a controlar tanto la absorción de azúcares como el colesterol. No contiene gluten ni lactosa, es baja en sodio y muy rica en proteínas.

Leche de Avena

Gracias a su bajo nivel de proteínas es una bebida de fácil digestión. Su contenido en fibra soluble mejora la flora intestinal, ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos en sangre. Su bajo índice glucémico ayuda a mantener estable el nivel de azúcar consiguiendo mantenernos saciados durante más tiempo. Rica en vitamina B ayuda a mantener el equilibrio del sistema nervioso.

Leche de Nueces

No dejes que el colesterol se apodere de tus arterias, su alto contenido en ácidos grasos esenciales omega 3 y 6 te ayudaran a prevenir las enfermedades de tipo cardiovascular. Contiene ácido folico, vitamina E, calcio, fosforo, magnesio y hierro.

Leche de Arroz

No contiene gluten, es muy baja en calorías, fácil de digerir y ¡muy fresquita!. Previene enfermedades de tipo cardiovascular y los derrames cerebrales gracias a su contenido en flavonoides. Al contener oligoelementos consigue mantener en perfecto estado nuestro sistema inmunológico. Perfecta para los que hacemos mucho deporte por su alto contenido en hidratos de carbono.


¿Cómo hacer nuestra propia leche vegetal?

Ponemos una taza del cereal o fruto seco del que queramos hacer la leche en remojo durante doce horas. Pasado ese tiempo tiramos el agua, añadimos cuatro tazas de agua nueva, a ser posible filtrada o mineral, y lo batimos - yo lo hago en una batidora de vaso porque se tarda mucho menos -. Una vez batido pasamos la mezcla por el colador para separar los restos sólidos que hayan podido quedar y guardamos en una botella, preferiblemente de cristal, y metemos al frigorífico. Se puede consumir entre los 3 ó 4 días siguientes a su elaboración. También podemos darle un toque dulce con stevia, cacao desgrasado, miel, canela o sírope de ágave.

En el caso de la leche de arroz se hace de una manera diferente. Se lava el arroz, integral a ser posible, y se pone a cocer. Con esto conseguimos que suelte el almidón que contiene. Una vez cocido mezclamos 1 taza de arroz con 4 tazas de agua, batimos y colamos.

Para elaborar la leche de coco perforamos los agujeros del coco  para dejar salir el agua que contiene - y que podemos reservar para tomar después de hacer deporte ya que es muy rica en minerales - cortamos el coco en trozos y le cortamos la cáscara, lo ponemos en remojo un par de horas para que se ablande. Pasado este tiempo tiramos el agua, cubrimos con agua nueva, batimos y filtramos.


¿Qué hacer con el sobrante después de haber colado nuestra leche vegetal?

¡Aquí no se tira nada! y menos el sobrante de la materia prima con la que hemos elaborado nuestra leche vegetal. En una bandeja ponemos papel de hornear, extendemos el sobrante por toda la superficie y metemos al horno hasta que veamos que se ha secado - sin llegar a quemarse -. Con este proceso conseguimos una especie de harina que podremos utilizar para hacer repostería sana y ligera o añadir a alguno de nuestros guisos.

¿Sabías de los beneficios de tomar "leche vegetal"? 
¿Has probado a hacerla en tu propia casa?

Para más información puedes consultar mi  o contactar conmigo en theblancheblog@gmail.com

26 comentarios:

  1. Hola guapa
    Yo tomo leche vegetal, pero no la hago yo, la compro deo super, así que parece que no sirve de nada lo que hago entobces, XD. Aunque bueno, la verdad es que lo noto en la digestión.
    Un saludo, Miss Claire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que sirve, pero mejor hacerla en casa o mirar muy bien la etiqueta del producto. Un beso!

      Eliminar
  2. ¡Buenos días! Este finde la hago en casa sin duda. Tomo leche de almendras que compro en una tienda ecológica y que no lleva ni una pizca de azúcar, pero me cuesta 3,30€ el cartón..Ya te contaré cómo me sale!

    Un beso,
    Lady Gangas

    www.ladygangas.es

    ResponderEliminar
  3. Madre mía Blanca contigo aprendo algo siempre... Bss

    ResponderEliminar
  4. La verdad que por que lo va a funcionar también la leche vegetales???...yo la suelo tomar de soja, aunque es cierto que también de cabra...por mi padre. Aún así, me apunto la de coco que me apetece mucho saborearla!!! Besos y gracias por los comentarios !!

    Paco García

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, a mi la de coco no me emociona demasiado pero tiene muchas propiedades. Un beso!

      Eliminar
  5. Me voy a hacer mi propia leche ,no sabes que alegría me acabas de dar.
    Muchas gracias,fantástico post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, espero foto de la leche que hagas. Un beso!

      Eliminar
  6. yo tomo leche de soja es la que mas me gusta!! Buenísimos post.
    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gusta la de soja pero la alterno con otras más ligeras, un beso!!

      Eliminar
  7. Desde esta mañana que he visto la foto en Instagram que quería leerte Blanca! Llevo meses con el estómago a su ritmo y las digestiones interminables, ¡¡imagínate para correr, lo que me faltaba, jjajaja!! Así que estoy entre la leche de arroz y almendras, que parece que están siendo muy buenas amigas mías!!
    Ganas de verte!!!!! besos rojos por doquier!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pufff es que antes de correr no podemos tomar lácteos animales, a mi la de arroz me encanta! Fresquita y ligera. Un besazo y nos vemos en nada Inma!

      Eliminar
  8. Madre mía será por clases de leches, a mi no me gusta prácticamente nada, y me cuesta mucho tomármela me aconsejas alguna que sepa bien?

    Besos Rebeca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La de avena, la de arroz y la de almendras están exquisitas. Un beso!!!

      Eliminar
  9. Uy, Blanca, hacer yo la leche ya es too much para mí. Sé que las del super no son la alternativa más sana, pero yo por el momento seguiré con las de almendra y avena compradas hasta que pueda contratarte como mi coucher culinaria particular ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, pues no tienes más que decirme y te preparo alguna en un pis pas. Un beso Mariola

      Eliminar
  10. Soy superfan de la leche de almendras, la de arroz y la de coco (esta me enseñaron a hacerla en Tailandia), las alterno con la leche desnatada de toda la vida y me encanta utilizarlas para postres. En cambio, la de avena y la de soja para mí son intragables.... Menos mal que tenemos surtido para todos los gustos ;)
    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El caso es que hay mucha gente a la que no le gustan ni la leche de soja ni la de avena pero a ¡a mi me encanta! Menos mal que te gustan otras tres ;) Un beso

      Eliminar
  11. Qué interesante Blanca¡. Yo soy adicta a la leche de soja y la compro en su versión ligera ya preparada, pero tomo nota de su elaboración, a ver si soy capaz de hacerla yo misma. Un besote guapa.

    ResponderEliminar
  12. Qué bueno Blanca!! mi chico toma leche de soja, porque hasta la leche sin lactosa le va mal al estómago, pero creo que ni se le había pasado por la imaginación hacer su propia leche,...le voy a enseñar este post!!
    Mil gracias por la info como siempre.
    Mil besos!!

    ResponderEliminar
  13. No he probado nunca la leche vegetal, pero para tras lees este post me ha entrado curiosidad por ella.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Me encantan estos post! Yo tampoco tomo leche de vaca, y me gusta que la gente se cuestione cosas que hemos dado por hechas toda la vida.. en este caso nuestro organismo no la necesita. Hay que aprender día a día y desde luego tu post sobre ello era clarísimo! Suelo tomar leche de soja (no transgénica, como bien apuntas) y de avena, está buenísima y me sienta genial! Un besote guapa!! Muakksss

    ResponderEliminar
  15. A ver si me animo a probar la leche de almendras (la tengo en polvo, y en verano la mezclo con leche normal para batidos). No tengo muy claro hasta qué punto estará buena con el café o no. Un besillo!

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias por la información! No sabía como reutilizar el sobrante de las leches y la verdad es que no me gusta tirarlo...
    Yo también tengo un blog sobre candidiasis, te dejo el enlace por si te interesa! http://conviviendoconcandidas.com/

    ResponderEliminar

¡Gracias por vuestros comentarios!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...